El marketing olfativo es una herramienta en crecimiento en el área de ventas a fin de estimular el comportamiento de clientes potenciales, por medio de la publicidad olfativa.

El sentido olfativo, siendo el más sensible de todos los sentidos, tiene la poderosa capacidad de evocar memorias y experiencias a través de los años. La nariz puede distinguir más de 10,000 olores diferentes. El olfato es el sentido más conectado a nuestra memoria emocional. El olfato puede establecer conexión entre una marca y otras memorias de manera instantánea. Por lo tanto, puede influir en el estado emocional y el ánimo de los clientes, haciéndolos más susceptibles al impacto en su comportamiento.
A fin de fortalecer su marca, usted querrá trabajar con el concepto de Marca Fragancia.